Las clases de Yoga para niños son una fantástica manera de enseñarles a los más pequeñ@s los beneficios del Yoga. Una forma lúdica de mostrarles cómo pueden sentirse mejor viviendo el momento presente a través de la respiración, la relajación, la escucha interna y la conexión con sus emociones.

En DitoFlow concebimos las clases de Yoga infantil como un trabajo en grupo, donde las posturas del Yoga para desarrollar y mejorar la psicomotricidad de l@s niñ@s se combinan con la aceptación de uno mismo y de los demás. Cuando conocen sus emociones y cómo reaccionan frente a esos sentimientos no solo saben mucho mejor cómo gestionarlas, sino que también les ayuda a percibir e interpretar correctamente las emociones de sus amig@s y de la gente a su alrededor. Los beneficios son evidentes: experimentarán una mayor y mejor empatía hacia los demás, lo que redundará en una actitud más pacífica ante situaciones conflictivas.

En nuestras clases de Yoga para niños en Barcelona también trabajamos la concentración y la relajación, algo muy útil para que sepan enfrentarse a los exámenes y controles en el colegio, así como a otras situaciones desconocidas.

En DitoFlow, los cursos de Yoga para niños son para pequeñ@s de entre 4 y 10 años. Hay dos grupos divididos por edades: de 4 a 6 y de 7 a 10.