Blog

Nuestro blog será un espacio para compartir noticias sobre Yoga, Pilates, Fisioterapia y Terapias Alternativas y también un lugar de encuentro sobre vida saludable en el Barrio de Gràcia en Barcelona.

Cambio horario de invierno

Categories: Ditoflow Noticias

El 27 de octubre nos espera el cambio al horario de invierno, por el que el reloj se atrasa una hora (-1h). Para muchas personas, este cambio es agradable ya que “ganamos” una hora de sueño, sin embargo, para el cuerpo resulta un esfuerzo que en personas sensibles puede provocar jaquecas, fatiga o irritabilidad.
Además de combatir estos efectos con actividades equilibradoras como el Yoga, la Meditación, el Qi Gong o similares, se puede suavizar más el cambio si durante algunos días vamos ajustando poco a poco la hora de ir a dormir la de levantarnos. Lo ideal sería hacerlo durante 6 días, retrasando cada día 10 minutos el momento de acostarnos y el de levantarnos, aunque quizás esto requiere demasiada planificación.
Proponemos hacer el cambio durante los tres días del fin de semana en intervalos de veinte minutos. Estos intervalos son mejor tolerados por el cuerpo y además, durante el fin de semana no nos costará tanto adaptar un poco nuestra rutina.
Comenzamos el viernes por la noche acostándonos unos veinte minutos más tarde de lo normal (por ejemplo a las doce y 20 si normalmente me acuesto a las doce) y poniendo el despertador también unos veinte minutos más tarde. Así dormiremos las mismas horas, pero ya hemos cambiado un tercio del tiempo que nos espera. El sábado por la noche me acuesto unos cuarenta minutos más tarde de la hora habitual (que en realidad solo serán 20 minutos, porque me he levantado unos 20 minutos más tarde ese mismo día). En la noche de sábado al domingo se cambia el reloj. Así nos despertaríamos unos 40 minutes más tarde de la hora antigua (por ejemplo a las 10:40 si normalmente me levanto a las 10h) pero por el cambio horario, el reloj el despertador señalara las 9:40 (y otra vez habré dormido las mismas horas que de normal porque me acosté algo más tarde). Esta noche ya me acostaré a mi hora habitual alargando el día de nuevo unos 20 minutos (los que me levanté más “temprano” esa mañana), habiendo hecho el cambio en plazos de 20 minutos durante tres días. Para el cuerpo es más suave así. Y con la ayuda del siguiente esquema tampoco será un gran esfuerzo para la cabeza 😉

Viernes
→ me acuesto 20 minutos más tarde (por ejemplo, si de normal es a las 00:00h, pues a las 00:20h)

Sábado
→ me levanto 20 minutos más tarde (si normalmente es a las 08:00h, pues a las 08:20h; por tanto, horas dormidas = 8)
→ me acuesto 40 minutos más tarde (si normalmente es a la 01:00h, pues a la 01:40h; siendo el cambio real de 20 minutos)

domingo
→ me levanto 20 minutos antes (con la hora nueva, si de normal era a las 10:00h, pues a las 09:40h; siendo las horas dormidas = 8)
→ me acuesto a la hora habitual (por ejemplo las 23:30h; cambio real = 20 minutos)

lunes
→ me levanto a la hora habitual (por ejemplo, las 7:30; horas dormidas = 8)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies